sábado, abril 01, 2006

Cirque du Soleil: Saltimbanco.























Funciones: Hasta 22 de Abril. (Ver www.ticketmaster.cl)
Duración: Dos horas con un intermedio de media hora.
Ubicación: Gran Carpa Ciudad Empresarial, Santiago.



Creadores de Emociones:

Que suerte que ha tenido Chile últimamente. La gran variedad de espectáculos de toda índole dan cuenta de ello. El circo por primera vez está en nuestro país y nuestro continente y se nota por la gran afluencia de público. Absolutamente repleta la carpa el día de ayer (capacidad para albergar a 2534 personas). Y pensar que este equipo de trabajo empezó en la calle, tal y como vemos a miles de jóvenes a lo largo del país demostrando sus habilidades en cada esquina. Claro que ellos todavía no han sido descubiertos por un señor como Guy Laliberté. Esta persona es la encargada que, de un grupo llamado Club de los Tacos Altos (puesto que sus integrantes practicaban zancos), se formara el Circo del Sol, hoy premiado y reconocido en el mundo entero.
Con 50 artistas en escena, arte por doquier y un equipo técnico impecable (desde cientos de trajes, luces, instrumentos hasta una cocina para alimentar a los artistas) el circo deslumbra y atrae.
Saltimbanco es la obra que se monta en Chile. Su argumento central es la de un niño que es absorbido a lo largo de todo el montaje por este circo lleno de colores y alegría.

Personajes:

Una variedad abismante de ellos se dan cita en el escenario. Dan lugar a una creación donde conviven reyes, bufones, princesas, súbditos del monarca, payasos, etc. Pareciera en ocasiones como si estuvieramos viendo un cuento animado llevado a cabo por duendes, pequeños personajes abstractos , llenos de vida, que nos sorprenden a cada acto que realizan.
En cuanto a su vestimenta, innvovación y genialidad son los conceptos. Esto porque la sutileza y prolijidad con que están hechos los trajes dan cuenta de un trabajo que permite a los artistas desplegar toda su gama de emociones insertos en ellos sin siquiera hacer grandes movimientos. Los trajes hablan solos es la premisa.
Encontramos personajes que inyectan el espectáculo con una alta dosis de humor, otros que entregan emoción pura no catalogable (como es el caso de la cantante francesa Laurence Janot quien interpreta hermosas melodías barrocas y una opera que francamente inquietan hasta al más implacable) y en general cordialidad de ellos para con el público que lo único que puede inspirar es ternura. Ni hablar de la capacidad actoral de todos , sencillamente lúcidas todas sus intervenciones en el plató.

Escenografía:

Un elemento característico de este circo es el uso que le dan al terreno sobre el cual ejecutan sus proezas.
El concepto que se utiliza para armar semejante monstruo técnico es el de una ciudad cosmopolita donde conviven todos los personajes que dan vida a esta obra artística.
Rojo, amarillo, verde, azul y blanco son los colores que más se ven impresos en las telas y en el escenario del circo.
Se agrega a todo esto el que el escenario pasa a ser un personaje más ya que por ejemplo , el armatoste donde se encuentran las luces sirve para colgar de ella a los personajes, cuerdas, trapecio , etc, convirtiéndose en un ser central.
Además de esto la futuridad que se aprecia en cada detalle y esquina de la carpa nos logra abstraer un tiempo de ese modernismo barato y frío que nos espera en las calles.

Música:

Creada por René Dupéré escuchamos una variedad impresionante de estilos combinada con una banda que parece estar sitiada en una nave futurista de esas que gustan a George Lukas.
Desde ritmos típicos de Francia donde el acordeón es la voz principal, pasando por el funky (interrumpido en una canción de una manera lúdica con un extracto de "Smells Like Teen Spirit" de Nirvana) ,el jazz, melodías barrocas, lisérgicas, música celta, hasta llegar a una opera italiana cantada en latin vulgar que data del siglo xiii interpretada de forma brillante por la ya citada cantante.
Saxo , bajo, órgano, percusión y voz más otros muchos son los instrumentos que ejecutados en conjunto hacen que el espectáculo tome fuerza en cada acto pasando sigilosamente de uno a otro.

Actos:

El núcleo de todo circo es este concepto, los actos.
Nos encontramos con mortales, saltos, malabares, trapecio, equilibrio y un sinnúmero de otros recursos que realmente dejan con la boca abierta a los presentes.
Ahí vemos a las gemelas en el trapecio (realmente inquietante); un personaje chino que sube , salta, se sube a un monociclo y se baja deslizando la temida cuerda floja; cuatro personajes de blanco que suben a los más alto de la carpa para ejecutar movimientos en cuerdas elásticas; dos hombres que se suben uno encima del otro en una prueba de fuerza que demuestra el estado físico de aquellos; saltos varios y mortales de un grupo de payasos en un columpio gigante; una bailarina de flamenco que hace su rutina jugando con dos cuerdas que en su extremo tienen adosadas pelotas de acero las cuales combina con su taconeo; una mujer que hace malabares con a lo menos nueve pelotas. etc etc . Es , de verdad, algo increíble.

Errores se cometen y varios pero la gracia de este circo es que estos yerros no se esconden como "aquí no ha pasado nada", sino que muy por el contrario se vuelven a ejecutar hasta que el artista logra su cometido y se va con los aplausos del público.
Animales no se utilizan en el show. Se confía más en la destreza de sus integrantes además de lo cual , y como dice Rob Mackenzie, hombre a la cabeza del circo en Chile, se ahorran mucho trabajo de limpieza. (ver www.emol.cl 4 de marzo de 2006).

Para finalizar, el circo es mucho más de lo que se puede apreciar por televisión. Cuando se ve por ese instrumento de comunicación, este show gana en efectismo pero pierde en veracidad haciendo dudar de las habilidades de sus miembros. En cambio, al verlo en vivo y en directo, pierde todo ese efectismo, pero gana en realidad, en veracidad, gana, al fin y al cabo, en magia, haciéndonos creer que ésta , quien sabe, existe.



1 Comments:

Anonymous La CARO ARCE said...

Menos mal que no hay moscas en la carpa del circo del sol porque de verdad ya me hubiese tragado todas. Con la boca abierta y una gran sorisa.
Nadie puede salir triste o desilusionado de aquí. Yo fui a la primera función, la de beneficiencia, donde pensé que era algo totalmente relajado, como un ensayo cualquiera, pero no. Era casi perfecto como el mismo show. Seriedad (profesionalismo), alegría, ternura, espectación y mucho más. Completamente creativo y envolvente.
Por dos horas no sentí pisar la Tierra, me sentí no se donde, pero definitivamente en otro lugar del universo...

6:17 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home